Láser

 

Índice

1. ¿Qué es el láser?

2. ¿Por qué se aplica?

3. ¿En qué consiste?

4. Preparación para el láser

5. Cuidados tras la intervención

 

¿Qué es el láser?

El láser es una luz muy intensa, que puede generar efectos muy definidos cuando reacciona con algún punto en el entorno. Convierte la energía eléctrica en fuentes de alto rendimiento en labores muy específicas. Por ello, en medicina se ha aplicado desde prácticamente los inicios de su invención y su futuro es muy prometedor en todas las áreas de diagnóstico y terapéuticas.

 

¿Por qué se aplica?

Se recurre al láser para buscar la interacción de este tipo de luz con el tejido, transmitiéndole calor y un efecto fototérmico. En el caso de la depilación, por ejemplo, el calor provoca la destrucción del folículo piloso.

Por otro lado, el láser ha supuesto un gran avance en urología, ya que permite el uso del láser verde en la hiperplasia benigna de próstata de forma mínimamente invasiva. También, se utiliza para la cirugía de cataratas, tratamiento de varices, hiperhidrosis (sudoración excesiva), eliminación de verrugas, tratamiento odontológicos y para el rejuvenecimiento cutáneo.

El láser transmite calor y un efecto fototérmico

 

¿En qué consiste?

La luz utilizada en medicina es monocromática, unidireccional y de alta brillantez, hecho que la hace diferente.

 

Existen diferentes tipos de láser, diferenciándose sobre todo en el medio en el que se genera la emisión:

 

  • Gas (láser de CO2).
  • Sólido (neodimio-yag; alejandrita).
  • Líquido (colorantes).
  • Semiconductores (diodos).

 

Cada uno emite una determinada longitud de onda, que influye en la penetración del láser y, en consecuencia, en la selectividad por una determinada diana (melanina, hemoglobina y agua).

 

Preparación para el láser

Es importante aplicar sistemas de enfriamiento (aire frío, geles, etc.) para proteger la piel de posibles quemaduras.

 

Cuidados tras la intervención

No hay indicaciones concretas.